Elvira on the anniversary of the broken promise

Posted on January 19, 2011

0


El Aniversario de una  Traición
Por Elvira Arellano
Para una mujer, una de las sensaciones más desagradable  es de sentir que
alguien te está manipulando. Mejor sería será insultada y  atacada
abiertamente que ser tratada como si tu vida no tuviera importancia  alguna. Pero esta
es la situación en que, actualmente, nuestras familias e hijos  quedan en
relación con Barack Obama en la ocasión del comienzo del tercer año de  su
gestación como presidente.
Todo mundo sabe que incumplió su promesa de intentar  aprobar una reforma
migratoria en los primeros 90 días de su presidencia. Luego  mintió otra vez
cuando prometió intentar otra vez en el otoño de su primer año.  Luego
mintió una tercera vez cuando necesitaba los votos para aprobar su reforma
sanitaria, con una promesa de respaldar a una reforma en la primavera de su
segundo año.
Si un hombre te miente y te decepciona tres veces, es una  insulta muy
grande, pero cuando aquel hombre te dice que “todo está bien”, pues  “estoy de
tu lado todavía” insulta también a la  inteligencia.
Obama llevó a los demócratas a un voto sobre el proyecto  de ley DREAM que
sabían todos perfectamente bien que no tenía posibilidades de  aprobarse, y
que fracasó por falta del voto de 6 demócratas en el Senado. Ahora  el
presidente nos dice que ya que haya respaldado DREAM, nosotros debemos  apoyarle
a el.
Debemos hacer muy claro al presidente, como lo vamos a  hacer frente la
embajada norteamericana en la ciudad de México el 20 de enero,  que la única
manera a su disposición para restaurar nuestra relación con el es  declarar
una moratoria sobre las deportaciones que separan familias, cosa que el  tiene
en sus manos el poder de hacer.
De hecho, la administración ha interpretado la ley de tal  manera como de
hacer posible la deportación de los familiares de 5.1 millones de  niños
menores de 18 años de edad que tienen 1 miembro o mas sin papeles. Su  propio
Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security) ha dicho que no es
necesario interpretar la ley en esta forma, y que podría, de hecho, ofrecer
otros alternativos que permitían que estas familias queden unidas en los
Estados  Unidos.
Pero en vez de hacer eso, el presidente ha optado por  deportar a 1,100
personas cada día, en su mayoría personas que ni siquiera  tienen antecedentes
delictivos, y que tienen esposos, esposas o hijos que son  ciudadanos
estadounidenses.
El primer paso es de unir a nuestra comunidad latina.  Barack Obama no es
nuestro amigo y aquellos latinos que lo tratan como tal están  tapando sus
ojos a sus injusticias. Nuestro propio liderato debe rendir cuentas  respecto.
La semana pasada, el Consejo Municipal de Chicago, en forma unánime,
aprobó una resolución exigiendo que Obama imponga una moratoria sobre las
deportaciones que separan las familias. Lo que es mas, todos los candidatos a la
alcaldía con la única excepción de Rahm Emmanuel, ex jefe de estado de
Obama, no  solo exigían la moratoria sino también prometieron parar los programas
287 g y  comunidades seguras. Se dice que estos programas deportan
solamente a criminales  pero las estadísticas muestran que la mayoría de las
personas deportadas son  individuos con familias y sin antecedentes  delictivos.
Necesitamos convencer a nuestros oficiales elegidos en  todas las ciudades
en los Estados Unidos a que presionen al presidente. ¡El  presidente debe
saber que nadie nos puede  manipular!

Advertisements